Estado de alarma no de excepción: las reuniones no son delito

¿Puede limitarse la estancia máxima de personas no convivientes en un domicilio privado?

¿Podría la policía realizar inspecciones o registros, para comprobar si en un domicilio existe un grupo superior a 6 de personas no convivientes?

El RD 926/2020, de 25 de octubre, que declara el estado de alarma, en el art. 7 establece que la permanencia de grupos de personas en espacios de uso privado, no podrá superar el máximo de 6 personas, salvo que se trate de convivientes.

El Art. 18.2 de la Constitución establece que:

“El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento del titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito”.

El Art. 55.1 de la Constitución preceptúa que el derecho reconocido en el art. 18.2, únicamente podrá ser suspendido cuando se declare el estado de excepción o de sitio.

La Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio, dentro de la regulación del estado de alarma, no establece limitación o medida alguna, que afecte al derecho a la inviolabilidad del domicilio.

En caso de estado de excepción, el art. 17 señala que, cuando el Congreso autorice la suspensión del art. 18.2, la Autoridad gubernativa podrá disponer inspecciones o registros domiciliarios para el esclarecimiento de delitos o para mantener el orden público.

Quebrantar lo dispuesto en el art. 7 del Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma, en su caso, sería constitutivo de una infracción administrativa, pero no de un delito flagrante.

Por tanto, a pesar de la actual declaración del estado de alarma, el domicilio sigue siendo inviolable y, nadie puede acceder a su interior, sin consentimiento del titular o autorización judicial.

Por otro lado, el Artículo 21. 1, de la Constitución establece que:

“Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa”.

La L.O. 9/1983, de 15 de julio, reguladora del Derecho de Reunión, preceptúa que se considera reunión la concurrencia de más de 20 personas.

Y, que podrá ejercerse el derecho de reunión sin sujeción a la Ley:

a) Las que celebren las personas físicas en sus propios domicilios.

Según el art. 55 de la Constitución, el art. 21 que reconoce el derecho de reunión, es otro de los derechos fundamentales, que solo puede ser suspendido en caso de estado de excepción o de sitio, pero no con el estado de alarma.

El estado de alarma no faculta al Gobierno para suspender o limitar el derecho a la inviolabilidad del domicilio, ni el derecho de reunión, no pudiendo prohibir o suspender una reunión de más de 6 personas en un domicilio, al precisar el estado de excepción.

Ignacio Menéndez
-Abogado-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *