Nuevo estado de alarma tras 8 meses de pésima gestión gubernamental

Pedro Sánchez ha anunciado este domingo, después de un Consejo de Ministros extraordinario, el decreto de un estado de alarma que permita un paraguas legal para los toques de queda y las restricciones a la movilidad que están aprobando las Comunidades Autónomas.

La idea es que se pueda prolongar hasta abril con el objetivo de restringir la movilidad, pero esta vez la gestión recaerá en las comunidades autónomas (no como en marzo, cuando el Gobierno ejercía como mando único).

En un primer momento, el Gobierno solo tiene potestad para marcar el estado de alarma durante 15 días. Posteriormente, habría que entrar en el mismo proceso que en marzo, abril y mayo. Es decir, acudir al Congreso para aprobar próximas prórrogas. Pedro Sánchez busca evitar eso fijando el estado de alarma durante un periodo de tiempo más largo, haciéndolo finito desde el principio.

Enrique de la Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *