Madrid: Ciudad abierta

Ayer el Tribunal Superior de Justicia de Madrid tumbó el cierre de la capital ordenado por el Ministerio de Sanidad del Gobierno Central.

Mi más sentido pésame a los vociferantes masocas que quieren ser reprimidos, encerrados, humillados y arruinados, pero a veces la Justicia funciona. Aunque siempre les quedará el autoconfinarse: no salgáis de casa, desinfectaros continuamente y disfrutad de vuestro miedo, que nadie os lo impide.

J. Garrido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *