Macro juicio farsa sentencia a Amanecer Dorado

Tras más de 5 años de proceso, 450 sesiones y más de 6.000 testigos, se acaba de dictar la sentencia, ante gran expectación contra el partido identitario griego Amanecer Dorado.

El peso del sumario hacía indicar que la gran mayoría de los 68 políticos y militantes enjuiciados serían condenados, pero la verdadera duda estaba en si se les iba a condenar de forma individual o si se lograba demostrar que actuaban de forma organizada, siguiendo una estructura organizada por su líder, Nikolaos Mijaloliakos.

El caso de la muerte de un rapero antifascista muerto durante una pelea en septiembre de 2013, fue aprovechado por la extrema izquierda para llevar a los tribunales al partido Amanecer Dorado que contaba por aquel entonces con 21 diputados y aumentaban día a día sus apoyos entre los griegos por su oposición a la inmigración y la defensa de las tradiciones europeas. Se había convertido en la tercera fuerza política en el
país.

El principal objetivo de la acusación era conseguir que saliese adelante el cargo de pertenencia a una banda criminal y que se condenase a la dirección del partido, como así ha sido.

Los cargos incluían intento de asesinato, posesión ilegal de armas y brutalidad contra los rivales.

El pasado diciembre la fiscal del macrojuicio Adamantía Ikonomu pidió absolver a la cúpula de complicidad e instigación moral de asesinato, argumentando que el crimen se había cometido por individuos y que, a pesar de relacionárseles con Amanecer Dorado, sus crímenes no tenían nada que ver con el partido.

Finalmente, Mijaloliakos y otros seis líderes de Amanecer Dorado han sido declarados culpables de dirección de banda criminal, mientras otras dieciocho personas, la mayoría de ellas exdiputados, lo fueron por pertenencia a dicha organización.

Mientras se celebraba el juicio, manifestantes de extrema izquierda provocaron incidentes en las calles cercanas al juzgado, y poco después del veredicto, un pequeño grupo de lanzó cócteles molotov y la policía antidisturbios, que ha desplegado unos 2.000 agentes en Atenas hoy con vistas al veredicto, respondió lanzando a la multitud gases lacrimógenos, granadas aturdidoras y dispersándola con un gran cañón de agua.

Alex V.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *