El jurado declara a Lanza autor de un delito de asesinato por motivos ideológicos

El jurado del juicio del “crimen de los tirantes” ha emitido su veredicto considerando al extremista de izquierda Rodrigo Lanza culpable del asesinato de Víctor Laínez. Aunque no tuviera intención de causarle la muerte, ha dicho el portavoz del jurado, al menos era probable que esta se produjera por la contundencia de los golpes dados asumiendo dicha responsabilidad y que debe responder por ello.

Los nueve miembros del jurado, tras dos días de deliberaciones, han estimado que Lanza golpeó a Laínez por detrás, que Víctor Laínez no tuvo posibilidad de defenderse y que actuó por motivos ideológicos.

La causa más probable de la muerte de Laínez, para el jurado, fueron los severos traumatismos craneoencefálicos a consecuencia de la agresión y no del impacto que se produjo en la cabeza al caer al suelo, como estimó el primer jurado que juzgó el caso.

Entre las 45 cuestiones sobre las que han tenido que pronunciarse, también han considerado probado que en la convesación que mantuvieron en la barra antes de la agresión Lanza le dijo a Laínez que era un «facha y fascista, y que ese era un barrio antifascista, que no querían nazis en el barrio, y que no era bienvenido».

Tras escuchar el veredicto del jurado, la Fiscalía ha mantenido su petición de asesinato con alevosía con el agravante de haber actuado de motivos ideológicos y el atenuante de haber actuado influido levemente por la ingesta de alcohol, como ha estimado el jurado, por lo que ha rebajado su petición inicial de 25 años de prisión a 20 años.

Es la segunda vez que se juzgan estos hechos puesto que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) anuló la sentencia anterior, que condenó a Lanza a cinco años de prisión por un delito de lesiones en concurso con homicidio doloso, al considerar que el jurado no había motivado suficientemente su veredicto.

El anterior jurado consideró que Lanza tenía intención de lesionar a Laínez pero no de matarlo y que la causa más probable de la muerte de la víctima no fueron los golpes que Lanza le propinó sino la lesión que se produjo Laínez en la cabeza al impactar esta contra el suelo en la caída.

Los hechos sucedieron el 8 de diciembre de 2017 en el local Tocadiscos de Zaragoza y fueron juzgados por primera vez en noviembre de 2019.

Enrique de la Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *