El 98% de positivos sólo padecen un resfriado común

Cada día son más los científicos, médicos, sociólogos y psicólogos que denuncian el importante papel que juega el manejo de la información y las cifras sobre el coronavirus para los intereses de la clase política y los objetivos especulativos de grandes compañías.

Para comprender de manera cabal una problemática es necesario conocer la mayor cantidad de datos. Pero la forma en que esos datos son recabados será crucial para que la comprensión sea cercana a la realidad.

Al respecto de esta cuestión, la bioquímica e inmunóloga argentina Roxana Bruno dice que el progreso de la enfermedad ya no reviste riesgo. Sostiene que se manejan las estadísticas para justificar la cuarentena de sanos y acusa a la OMS de haber provocado un genocidio con los ancianos.

“Si hago el test de coronavirus a toda una población, justo en una época de invierno en la que las enfermedades respiratorias, las gripes y los resfriados comunes son endémicos, la probabilidad de que detecte un coronavirus productor de un simple resfriado común es muy alta, pero eso no quiere decir que yo tenga Covid-19, que es una enfermedad grave, quizás estoy cursando un resfriado” alertó en una entrevista la doctora Bruno.

Respecto a la poca fiabilidad de la PCR, dice: “ El virus está porque es estacional, es un virus que circula en esta estación del año, pero nuestro propio sistema inmune lo atacó. Tenemos un sistema inmunitario innato en las mucosas que rápidamente lo neutralizan o lo destruyen. Entonces, al sacar una muestra de las vías respiratorias, lo pongo en la PCR y detecto que hay material genético que corresponde a este virus. Pero no quiere decir que ese virus esté intacto, con capacidad de contagiar, ni que pueda infectarme a mí porque mi sistema inmune lo destrozó”.

En las estadísticas se están mezclando los conceptos de infección y caso, porque “a todo el que da positivo en un test se le contabiliza como caso de Covid. Pero luego se ve que el número de enfermos y de fallecidos no se correlaciona con esas tasas de positividad. Se está sobreestimando el número de casos. Si hiciéramos autopsias y si pusiéramos en contexto todas las enfermedades de base de las personas fallecidas, veríamos que la gran mayoría murió con Covid por sus comorbilidades y no por Covid”.

La doctora señala también la responsabilidad de la OMS porque tardó muchísimo en comunicar los brotes pandémicos y lo que estaba pasando. Además, dio toda la información contraria: dijo que no había que hacer autopsias y que había que cremar, con lo cual se estaba ocultando la prueba de lo que estaba pasando. Afortunadamente, los italianos desobedecieron e hicieron autopsias y se encontraron con la verdad: que era una enfermedad que producía coagulopatía, una tormenta de citoquinas y que había que tratarla exactamente al contrario de lo que decía la OMS, porque decían que no había que utilizar antiinflamatorios, que no había que utilizar corticoides… todo lo contrario de lo que había que hacer. Se hubieran ahorrado muchísimas muertes. Por eso en este momento hay comisiones internacionales independientes que están investigando y que van a pedir cuentas, porque se ha hecho un genocidio. Decían que había que usar respiradores, pero los respiradores estaban matando porque había coágulos taponando los alvéolos pulmonares y si usted a un motor tapado con carbón le mete a presión el aire, lo hace estallar. Le reventaron los pulmones a los mayores y a la gente que tenía otras patologías y que se infectó con el virus. Es un crimen de lesa humanidad”.

Enrique de la Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *