Juan Carlos I no puede ser reclamado por la Justicia suiza en República Dominicana

República Dominicana es un destino elegido con mucha precisión por quienes podrían haber urdido la operación de huida del rey emérito. Además de las amistades con importantes familias o empresarios, Juan Carlos de Borbón va a tener una protección muy importante de cara a una posible reclamación judicial tanto de España como de Suiza: los tratados de extradición.

Respecto al tratado con el país helvético y la República Dominicana, y teniendo en cuenta que las investigaciones más avanzadas las está llevando el fiscal Ives Bertossa, de la Fiscalía de Suiza, el acuerdo entre los dos Estados sólo contempla el traslado de personas condenadas, no reclamadas por la Justicia.

España sí tiene firmado un tratado de extradición con República Dominicana, pero deja muchos vacíos legales a los que el rey emérito podría acogerse para sustraerse de la acción de la Justicia. En su artículo 8, el tratado indica lo siguiente: «No se concederá la extradición cuando la responsabilidad penal se hubiere extinguido por prescripción u otra causa, conforme a la legislación de cualquiera de las Partes». A este artículo se puede acoger perfectamente Juan Carlos de Borbón.

Si decidiera no ponerse a disposición de la Justicia española: la ley impide la apertura de juicio oral contra un acusado ausente si la pena a la que se pudiera enfrentar es superior a 2 años de prisión y, en este caso, el rey emérito se enfrenta a 12 años de cárcel: 6 años por blanqueo de capitales y otros 6 por fraude fiscal.

Enrique de la Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *