Brutal explosión en Beirut deja un centenar de muertos y 4000 heridos -INCLUYE VÍDEOS-

La población del Líbano intenta recuperarse del horror causado por una fuerte explosión en el puerto de Beirut que ayer martes dejó al menos un centenar de muertos y más de 4.000 heridos, según informa hoy la Cruz Roja libanesa.

Según informó la Cruz Roja libanesa este miércoles, cifras que las autoridades temen que aumenten dada la cantidad de desaparecidos que pueden estar entre los escombros de los edificios colapsados.

La explosión, captada por muchas cámaras, que se asemeja mucho a una de tipo nuclear, causó además graves destrozos materiales en todo el puerto y zonas colindantes.

La pregunta que predomina es qué hay detrás de esta mortal explosión, La información es todavía confusa y hay una investigación en marcha. En una reunión de urgencia con el presidente, el primer ministro de Líbano, Hassan Diab, reveló que había un cargamento de 2.750 toneladas de nitrato de amonio que llevaba seis años almacenado en el puerto, el peligroso producto químico había sido confiscado a una embarcación en 2013. Sin embargo, lo que nadie explica hasta ahora es qué es lo que hizo que el material prendiera.

El nitrato de amonio es un químico industrial común que tiene diferentes usos, pero los dos principales son como fertilizante agrícola y para minas explosivas.

Es altamente explosivo cuando entra en contacto con fuego, y al explotar puede desprender gases tóxicos como óxidos de nitrógeno y amoníaco.

Al ser tan inflamable hay reglas muy estrictas para su almacenamiento seguro.

En un país como Líbano, que se encuentra en una región donde no faltan los conflictos, no es extraño que una explosión como la del martes se asocie rápidamente con un ataque intencionado. Muchas miradas giraron desde el primer instante hacia Israel, país vecino con el que Líbano tiene un pasado de enfrentamiento bélico y con el que persisten las tensiones fronterizas.

El episodio más reciente ocurrió la semana pasada cuando el gobierno israelí afirmó que había desmantelado un intento del grupo de resistencia libanés Hezbolá de infiltrarse en lo que los israelíes consideran su territorio.

Lo ocurrido este martes tiene además conexión con otro episodio sensible en el país, la explosión se produjo cerca del lugar donde un atentado con bomba mató al ex primer ministro Rafik Hariri el 14 de febrero de 2005.

El primer ministro, Hassan Diab, prometió en un breve discurso televisado este martes que los responsables de la gran explosión van a «pagar el precio» y que esta catástrofe «no pasará sin responsabilidades».

Leónidas Tur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *