El contagio letal por miedo

La demonización de todas aquellas personas librepensadoras que no comulgan con la propaganda del miedo vertida por la élite a través de sus medios de comunicación esclavos ha comenzado.

A pesar de que la propia OMS ha reconocido que las mascarillas en espacios abiertos no son recomendables para la población sana, los mass media insisten en presentar a la persona que no se deja llevar por la propaganda del miedo y piensa por sí misma como un enemigo de la agenda de la nueva normalidad. Y ya se le ha puesto un nombre para que las masas atemorizadas lo culpen y lo odien: se trata del “supercontagiador”.

El “supercontagiador” según han propagado desde los medios de manipulación de masas, es la persona “que nos obligará a todos a volver a la casilla de salida”.

Propio de las técnicas de control de masas son las referencias históricas utilizadas en este caso, para corroborar la figura de la nueva amenaza del «supercontagiador». Esa “oveja negra” que tiene la desfachatez de pensar por si misma, negándose a taparse la boca estando sano.

¿Lo llamamos ya dictadura orwelliana totalitaria o todavía no ?.

La élite ha iniciado un nuevo proceso de recorte de libertades. La coordinación a nivel global de la implantación de la “doctrina de la nueva normalidad” a través de la machacona cantinela del miedo propagada por los mass media, no hace más que corroborar la aparición intencionada y premeditada de este virus en las vidas de todos nosotros. Un virus utilizado como instrumento para llevarnos a un régimen paternalista totalitario, donde el gobierno te dirá que es lo que tienes y que es lo que no tienes que temer.

Hace falta ver mucha televisión o ser muy estúpido para no reconocer la mano de la élite oscura propietaria del sistema en todo este entramado de principio a fin. La salida intencionada de este virus de laboratorio al exterior por los mismos que controlan el sistema financiero y mediático-propagandístico es la única deducción lógica tras ver toda esta operación mediática del miedo. Lo sabes pero no te atreves a decirlo, tienes la boca tapada por una mascarilla y el oxígeno empieza a no llegar con fluidez a tu cerebro.

Toda esta linea propagandística creada para demonizar a las personas libres y sanas que se niegan a arrodillarse ante la tiranía, llamándolas supercontagiadoras, no es más que el inicio de una escalada represiva que busca el respaldo de la opinión pública manipulada para alcanzar sus intereses totalitarios. Hay que dejar de ver este tipo de programas televisivos y este tipo de noticias con una finalidad claramente manipuladora y discriminatoria. Tu salud mental te lo está pidiendo a gritos. “los buenos son los que usan bozal, los malos son los que no usan el bozal y además tendrán la culpa de confinarnos a todos”. Este es el machacón mantra que tratan de grabar en tu cerebro.

Aún no he visto ni un solo medio que se haga preguntas sobre la salida intencional de este virus de un laboratorio para utilizarlo de excusa para recortar nuestros derechos y libertades. Las masas atemorizadas callan, todo queda en silencio detrás de la paguita, el fútbol y la copita en el bar. Así es como se convence a las masas perezosas y manipulables. Prefieren que la élite y el estado piense por ellas.

Pero hay un grupo de irreductibles que jamás se pondrán la vacuna de Kill Bill Gates y que jamás obedecerán una orden de sus gobiernos títeres que vaya contra su salud y sus derechos individuales y colectivos. A éstos la nueva neodictadura les perseguirá y les llamará primero “supercontagiadores”, en poco tiempo comenzará “la caza de brujas” y pasarán a ser delincuentes.

En un futuro cercano comenzarán los encarcelamientos de los libre pensadores de la “plandemia”, todo ante la indiferencia de las masas zombificadas por el nuevo evangelio del terror.

Los rebeldes serán expuestos en televisión como seres despreciables, terroristas sanitarios que han tenido su merecido con la ejecución de la privación de su libertad.

Es el mundo que Orwell imaginó. Es el fin de la libertad, todo estará perdido a no ser que apagues la televisión y dejes de creer en las hordas de periodistas al servicio de la agenda globalista que definen a las personas sociables sin mascarilla como supercontagiadores.

Blog Donde la verdad nos lleva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *