VOX trata de monopolizar las protestas contra el Gobierno

Hasta ahora, Vox jaleaba, alentaba y aplaudía las caceroladas contra el Gobierno, que cada tarde se repiten en terrazas y balcones de muchas ciudades españolas, pero se desentendía de su éxito o fracaso como si fueran el fruto espontáneo de la ira de la población, que el tercer partido del Congreso contemplaba desde la barrera.

En la actualidad el partido verde pistacho ya no disimula. Una vez apagados los aplausos al personal sanitario de las ocho de la tarde, ha decidido intentar ponerse al frente de las protestas callejeras. No solo ha convocado 52 marchas en coche por el centro de todas las capitales de provincia, además de Ceuta y Melilla, para el sábado 23 (una movilización que está pendiente de la luz verde de las respectivas delegaciones y subdelegaciones del Gobierno), sino que ha llamado a los españoles participar en caceroladas hasta esa fecha.

El cambio de estrategia se ha precipitado después de que las concentraciones contra el confinamiento en la calle Núñez de Balboa, en el madrileño barrio de Salamanca, no convocadas por Vox, hayan conseguido captar el interés de los medios de comunicación. Y de que la propia presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, del PP, llamara los ciudadanos a manifestarse “libremente aunque sea un ratito por las tardes en su propia calle”.

Varios grupos y páginas en Facebook, en principio alejados de intereses partidistas, se están también moviendo para difundir concentraciones y manifestaciones en toda España contra la gestión gubernamental.

Enrique de la Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *