No soy un criminal

No soy un criminal por no someterme a las imposiciones que rigen para el rebaño.

No uso mascarilla porque puede facilitar la reproducción perfecta para bacterias que pueden terminar en mi boca y pulmones (no necesito una infección respiratoria más grave).

No uso guantes porque tengo suficiente criterio para darme cuenta de que debería cambiar los guantes cada vez que toque algo, de lo contrario valen sólo para aumentar la contaminación por descuido.

Mantengo distancias sociales porque respeto el espacio personal de los demás, pero no porque tenga miedo de mis conciudadanos o vecinos. De hecho, con gusto abrazaría a alguien ahora mismo en público si fuera un sentimiento mutuo. Abrazar genera endorfinas que levantan el estado de ánimo y alivia el estrés. Hemos experimentado suficiente ansiedad durante este período.

No me pondré la vacuna contra la gripe porque no quiero aumentar mis posibilidades de padecer una enfermedad respiratoria superior (o aumentar las de infectarme de coronavirus).

No voy a caer en la trampa de los test, incluso si muestro síntomas de resfriado. Ya sé que la prueba de Covid-19 saldría positiva para agregar al número de «nuevos casos» aumentando el pánico del circo orquestado por las autoridades y medios de comunicación. Y no necesito cuarentena forzada, estar en el hospital por la fuerza o tomar medicamentos para nada.

Me lavo las manos con jabón y agua porque … eso es lo que siempre he hecho, es una norma de higiene elemental.

No aceptaré que inoculen sustancias desconocidas…o venenosas en mi cuerpo. El gobierno nunca ha impuesto una vacuna, y carece de legitimidad para ordenarla: nunca me obligará a aceptar nada bajo mi piel, especialmente en nombre de un virus cuya letalidad es ínfima. No soy oveja y nadie puede manipularme para creer que el gobierno, los políticos y las organizaciones criminales mundiales financiadas por el inframundo turbio están trabajando por mi bien y seguridad.

No viviré con miedo porque nunca he vivido así y no empezaré ahora. Si quieres quédate en casa y no salgas porque es «hacer lo correcto». Si los funcionarios te dijeran que te tires de cabeza desde el balcón porque así es como te librarías del virus, ¿lo harías? Tal vez no estés lejos. Los funcionarios te dijeron #quedatencasa en lugar de fortalecer un sistema inmunológico que sabe movilizar sus propias defensas frente a las infecciones. Así que haré lo que mi propia conciencia dicta sin alterarme por las mentiras y el pánico con el que algunos eligen alimentar su mente.

Apaga las noticias y comienza la investigación independiente. Descubrirás mucho y te darás cuenta de que te han mentido y manipulado. También te enterarás de cómo están censurando y silenciando toda voz honesta que opone a la propaganda oficial. Sí, es más difícil hacer esfuerzos de pensamiento crítico para formar tu propia visión, que tomar toda la basura vomitada por la televisión para creer lo que otros quieren que creas.

Antonio Suárez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *