Frente a su impostura, nuestra voz

Aunque no seamos los culpables de los problemas, sí somos los responsables de las soluciones.

Es momento de actuar. La situación social que se presenta en los meses venideros en España es desoladora. Falta de liquidez para pagar pensiones, cajas vacías, la Seguridad Social en colapso sanitario y quiebra financiera y Europa a la espera de tomar las riendas de nuestro país antes del 2.021.

Es momento de soluciones y de extrema necesidad que el conjunto de los españoles golpeados por la crisis, gracias a la pésima gestión del Gobierno, salga a la calle. Crear un nuevo movimiento de masas que defiendan sus derechos. Esos derechos, consolidados, que sin darnos cuenta nos han arrebatado.

De manera crucial, el patriotismo y nuestro movimiento, en un primer momento, no solo saldrá a manifestarse contra la gestión nula de gente cuya preparación deja mucho que desear y en recuerdo de todas y cada una de nuestras víctimas, sino que también abordara las necesidades sociales, económicas y psicológicas, de las que nadie habla, de todos los ciudadanos.

De su protección frente a los estragos del capitalismo, de la “democracia”, en una época en la que los actores políticos “socialistas” ofrecen poca ayuda y exigen mucha recaudación.

Donde los sindicatos se han borrado del mapa de España y donde los recortes en libertades fundamentales como es el libre derecho de circulación, manifestación y de culto religioso, son un DELITO.

Nos encontramos en la era de censura de la información. Existen muchas teorías, muchas tribulaciones, muchos estudios, pero ninguna certeza. Lo único que el pueblo puede sacar en claro es que dependemos de nosotros mismos, de la ayuda al prójimo para protegernos y así lo haremos. Sólo el Pueblo salva al Pueblo.

Lucharemos contra la futura aceleración de la globalización que quiere destruir nuestras comunidades, nuestra libertad salarial minando nuestros pequeños comercios, nuestras profesiones y nuestras tradiciones culturales.

Nos enfrentaremos a la futura oleada de mano de obra barata, creando bolsas de trabajo y luchando contra las empresas de trabajo temporal, temporeros y quien sea necesario, para anteponer nuestro pueblo y su bienestar al del resto en esta crisis, que ya ha llegado.

De nuevo, aparecieron movimientos supuestamente “patriotas” que prometían proteger a la gente de la influencia perniciosa de políticas, ideologías, mercados y adoctrinamiento marxista, cuando personas asustadas, desorientadas y desubicadas temían por su futuro y, éstas, les respondieron incautamente en las urnas. Y otra vez, les abandonaron.

Nuestro movimiento es el pueblo español y será un verdadero quebradero de cabeza para la clase política de España, la misma que, cuando intuye poder y fuerza del pueblo como un peligro para sus salarios vitalicios y subvenciones europeas, nos silencia de forma sistemática.

Esta primera oleada del COVID-19 devastará Europa, matando a miles de personas y mutilando libertades. Aplastará economías, sembrando el caos. España combinará una alta inflación y una tasa insostenible de desempleo, se silenciarán huelgas, se perseguirá al pueblo y terminará por hacer depender a cada ciudadano de sí mismo.

NOSOTROS COMO PATRIOTAS. NOSOTROS COMO MOVIMIENTO SOCIAL A NIVEL NACIONAL. PEDIMOS Y QUEREMOS:

Irrumpir en este espacio de fracaso e ineficacia de las instituciones, partidos y élites existentes, ofreciendo SOLUCIONES DIRECTAS a través de políticas nacionales y sociales.

Prometemos impulsar la unidad nacional, priorizar los intereses de la nación por encima de los de cualquier grupo particular y promover los intereses de España frente a las injerencias extranjeras, vengan de donde vengan.

Los patriotas llamamos a la defensa por los españoles de una seguridad social, solidaridad y protección ante la próxima crisis capitalista.

Prometemos instaurar un nuevo orden, proteger lo ganado con el esfuerzo individual y promover la prosperidad, PROTEGIENDO SIEMPRE a la sociedad de la recesión económica.

Como españoles y trabajadores, subrayamos que la riqueza apareja responsabilidades igual que privilegios, y que deben administrarse para el beneficio del país en su conjunto.

Hacemos un llamamiento que permita que el pueblo español en su conjunto, uniéndose en una noble causa, vuelva a tener el apoyo de grupos socioeconómicos para llevar a cabo la reestructuración social, económica y política de nuestro país.

España es una gran nación. Su pueblo nunca se cansó de luchar, nunca se rindió. Debemos hacer que nuestra sangre vuelva a vibrar. Debemos volver a contar con toda la comunidad nacional. Debemos ser el primer verdadero “partido del pueblo” en ESPAÑA.

La sociedad, históricamente, fue avanzando gracias a inconformes y rebeldes que se atrevieron a terminar con los caprichos de los privilegiados.

La verdad es verdad aunque tenga cien votos. La mentira es mentira, aunque tenga cien millones.

Debemos recuperar nuestras libertades y nuestros derechos.
Debemos poder tener una vida digna.
Debemos ser felices de una vez.
Debemos retornar a la comunidad nacional.
Debemos volver.

FRENTE A SU IMPOSTURA NUESTRA VOZ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *