Apuntes para entender la “nueva normalidad”

Desde Despiertainfo y con el afán de aclarar lo que con tanto empeño tratan de explicar desde el Gobierno para ir amoldándonos al ‘Plan de transición hacia la nueva normalidad’, lo resumimos para nuestros queridos lectores, después del éxito que tuvieron las primeras normas de “desconfinamiento” que publicamos.

Empezamos:

(1) El plan de transición consta de 4 fases. La última es la fase 3. ¿Hasta aquí todo claro, no?

(2) En la actualidad (29 de abril) no estamos en ninguna de las fases del plan, nos faltan los test provenientes de “el chino” para empezar con el escalonamiento inverso.

(3) El escalonamiento inverso no es lo mismo que la “desescalada», pues esta será asimétrica por provincias y no por comunidades.

(4) Las comunidades de vecinos no pueden aplicar el punto 3 aunque sean limítrofes, no influye en los portales impares, pero sí en los pares, a no ser que sea domingo o festivo.

(5) Ante la duda de los puntos 3 y 4, se aplicará la perspectiva de género y se denunciará cualquier muestra de heteropatriarcado de tinte fascista.

(6) Las minorías étnicas y en gustos sexuales podrán saltar entre fases siempre y cuando acrediten su condición discriminada.

(7) Los saltos indiscriminados que se realicen deben ser obligatoriamente asimétricos y manteniendo la distancia de seguridad mínima (en altura sobre el nivel del mar) de 2 metros. Donde no haya mar se aplicará un coeficiente aumentativo mínimo.

(8) La “nueva normalidad” sólo se aplicará a aquellos y aquellas “personas, personos y persones” que ya tuvieran al menos un 60% de normalidad antes de iniciarse el estado de alarma.

(9) Los menores pasarán de fase tras un examen tipo test de 3 preguntas que les harán sus padres y/o tutores, con la responsabilidad y seriedad que se les presupone en estos momentos delicados para todos…y todas.

(10) Por cada fase superada, el Gobierno expedirá el correspondiente diploma acreditativo que el premiado llevará colgado a modo de collar al salir a la calle hasta la implantación de los microchips definitivos de control poblacional.

(Y 11) Toda disidencia a estas medidas será castigada con la pena de un número proporcional de flexiones (desde 100 a 1.000) a realizar en el balcón de la vivienda del infractor siguiendo la Ley D’hont que aunque sabemos que no es ni proporcional ni democrática al Gobierno le ha venido muy bien.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *