Imaginemos

Imaginemos que, una vez que Google y Apple impongan, sin posibilidad de rechazo, la app (de seguimiento) del Coronavirus, salís a la calle con el Bluetooth activado.

Imaginemos que vais a una manifestación.

Imaginemos que esa manifestación acaba en disturbios, incluso provocados por policías de paisano.

Imaginemos que esos policías de paisano , antes de la manifestación, activan su app como si fueran personas contagiadas.

Imaginemos que ni os filian, ni os detienen pero…al día siguiente: todos trincados.

Ignacio Menéndez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *