No olvidéis, no perdonéis

Diga lo que diga la portavoz del Gobierno o precisamente porque lo dice ella, los españoles ya no recuperarán su “vida normal” a partir del 26 de abril (finalización de la 2ª prórroga del estado de alarma).

Nada puede ya ser “normal” tras decenas de miles de compatriotas muertos por la ineptitud de un Gobierno incompetente y de una oposición timorata que respalda como buenos demócratas el consenso y el todos a una, fortaleciendo, de esta manera, el caos. Mientras ellos conservarán sus sillones, despachos y sueldos.

Nada será “normal” con nuevos millones de españoles en el paro, con pequeños negocios y empresas obligados a cerrar, con la quiebra de otros millones de trabajadores autónomos, arrastrando a la precariedad a decenas de millares de familias que verán como ayudas sociales que ya no por justicia sino por sentido común debieran ir destinadas prioritariamente hacia ellas, se las llevan los inmigrantes (esa mano de obra barata del capitalismo que aplaude la etnocida izquierda “progresista”).

Nada, nada podrá volver a ser “normal”. Y nos están reteniendo en casa, mientras maquinan cómo seguir manteniendo a la población anestesiada. Porque si no fuera por el miedo que nos inoculan, saldríamos ya a rodear el Congreso, la Moncloa y hasta la Zarzuela para exigir responsabilidades y juzgarles a todos.

Compatriotas, por favor: no olvidéis, no perdonéis, rebelaros y recordad que el problema no es este o el otro partido, ni siquiera es que el Sistema falle, es que el fallo es el Sistema, y por eso el Sistema debe caer.

J. Garrido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *