Están matando a nuestros mayores

La Generalitat de Cataluña ha establecido un protocolo que en la práctica lleva a la eutanasia encubierta de los ancianos residentes en Cataluña. El servicio de Emergencias Médicas de la Sanidad Pública Autonómica publicó un documento, el pasado día 24 de marzo, con las instrucciones a seguir en el tratamiento de pacientes mayores de 75 años con coronavirus que literalmente “recomienda” a los médicos administrar el medicamento MIDAZOLAM, que seda y causa la muerte a quien padece deficiencias pulmonares.

Si eres mayor de 75 años y no respondes a 15 minutos de oxigenoterapia con mascarilla, te la retiran y te administran el MIDAZOLAM, que conduce inexorablemente a la muerte, al asesinato, del paciente.

Todo ello bajo el eufemismo de “limitar el esfuerzo terapéutico”, es decir, de no prestar atención sanitaria a los más débiles para reservarlo para las personas sanas. Y lo que es más escandaloso, obliga a los médicos a “plantear la limitación de esfuerzo terapéutico por el bien del paciente”.

Un claro caso de darwinismo social y de eugenesia activa que condena a la muerte a sectores de la población, precisamente a quienes más necesitan de atenciones. Un utilitarismo repugnante y falto de toda humanidad.

Cataluña es la segunda región de España con más muertos por coronavirus, muertos sobre cuyas herencias va a echarse la Generalitat para rapiñar y sacar tajada de las mismas a través del impuesto de sucesiones.

Enrique de la Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *