«Del Deber, de La Patria y del Honor»

Un militar sabe que su deber es servir y proteger. Aunque depende del empleo, claro: los altos mandos del Ejército Español, a día de hoy sólo responden a intereses políticos y a su propia comodidad.

Un militar tiene claro que cuando interviene no hay horarios. Está en su puesto en las condiciones que tenga que estar hasta que llegue su relevo. No hay sindicatos, ni huelgas.

Un militar no espera aplausos ni felicitaciones. No necesita reconocimiento. «Ni el bien le asombra, ni el desdén le hiere»

Por eso, cuando el sistema ha entrado en crisis y ha sido necesario, nuestros militares han cumplido. A pesar del desprecio continuado del separatismo, de la pretendida superioridad moral de los antimilitaristas. A pesar del escarnio de considerar al ejército «un gasto superfluo».

Hemos visto caminar a nuestros soldados bajo los chillidos porcinos de una turba de adefesios endogámicos en una Pamplona envenenada por el mismo sistema que nos ha colocado en este trance.

Mientras miles de españoles mueren asfixiados, solos y en silencio, esta chusma separatista, miserable y cobarde que no es capaz de realizar el más mínimo esfuerzo por los cientos de miles de infectados, salta de rabia cuando escucha el paso de aquellos que sí están trabajando por su pueblo.

Seguid berreando, gusanos. No les llegáis a la suela de las botas.

Y moriréis siendo españoles.

Ana Pavón

Un comentario en “«Del Deber, de La Patria y del Honor»

  • el 6 abril, 2020 a las 11:26 am
    Permalink

    Felicitaciones por «Del Deber, de La Patria y del
    Honor» artículo, es muy bueno. Este sitio me ayudó a ganar dinero
    en casa, idealmente en la pandemia actual, puede ayudar a alguien: https://bit.ly/3aQNBHW

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *