Judíos ultra ortodoxos se resisten al confinamiento -INCLUYE VÍDEO-

Los judíos ultraortodoxos o jaredíes (temerosos de Dios) están ahora en el centro de la diana de las autoridades sanitarias israelíes, que hasta el jueves habían contenido el alcance de la pandemia a 6.857 infectados y 35 fallecidos. Después de haber sellado los barrios ultrarreligiosos de Jerusalén y confinado a sus moradores –en ocasiones a porrazos de la policía, como en Mea Shearim–, el Gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu decidió en la noche del jueves la clausura de Bnei Brak, suburbio jaredí en la periferia de Tel Aviv, que son declaradas también “zona restringida”, y convertidas en guetos aislados del resto de los territorios ocupados.

Mientras la mayor parte de los israelíes celebraban hace tres semanas la festividad de Purim (carnaval judío) con las primeras medidas de distancia social, los ultraortodoxos participaban en ceremonias y cortejos multitudinarios.

Las fuerzas de seguridad se han empleado a fondo para despejar las calles de las ciudades y barrios de los jaredíes, que mostraban su resistencia con insultos de “nazis” a los agentes y tosiéndoles a la cara.

Leónidas Tur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *