El Ejército obligado a abandonar la comunidad vasca

El despliegue por el coronavirus de la Unidad Militar de Emergencias en la Comunidad vasca ha durado menos de 24 horas. Los militares enviados a la base de Araca, a tres kilómetros de Vitoria (Álava), han emprendido el camino de vuelta a su base de Zaragoza. No han realizado ninguna intervención en territorio vasco, el Gobierno de Íñigo Urkullu realizó una “llamada de queja” por su presencia.

Medio centenar de militares de la UME, pertenecientes al batallón BIEM IV con sede en la base aérea de Zaragoza, llegaron con sus vehículos este martes 17 de marzo hasta Vitoria. Una de las zonas más afectadas por la crisis del COVID-19. Y en menos de 24 horas, y sin realizar ninguna intervención relacionada con el coronavirus, se han replegado tal y como ha podido confirmar a Despiertainfo fuentes militares.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *