Coronavirus: Sólo sé que no sé nada

Se está propagando por todo el mundo. Está mutando. Se está volviendo viral. ¿Estoy hablando del coronavirus? No. Estoy hablando de las teorías sobre el coronavirus y todos los debates y discusiones estériles, sobre todo en redes sociales -porque no se nos permite salir a las calles… –

Posiciones para todos los gustos y colores, veamos:

  • Es un virus natural. / Es un arma biológica hecha por el hombre!
  • Creado por China/ Creado por EEUU.
  • Es menos letal que la gripe común/ Es más letal que la gripe.
  • Es el SIDA de los murciélagos/ Lo transmitió el pangolín.
  • Las cifras de contagiados y muertos están siendo desinfladas/ Las cifras están siendo infladas.

La OMS miente/ El Gobierno miente.

  • Hay que confinarse en casa para evitar la propagación y/o el contagio/ Hay que salir a la calle a conseguir pronto la inmunidad.
  • La vacuna estaba creada antes del virus/ Los chinos han descubierto la vacuna.
  • Afecta sólo a gente mayor/ Afecta a toda la población.
  • Confiemos en los científicos y sanitarios/ Confiemos en Dios y recemos.

…y así miles de variados “argumentos” a favor y en contra de unas teorías u otras que encima varían de un día para otro.

Sí, hay tantas teorías sobre la enfermedad coronavirus 2019 (Covid-19) como gente que habla de ella. La realidad es que ni yo ni tú qué me lees no sabemos la verdad sobre lo que este virus es realmente o de dónde vino y tu tampoco lo sabes.

Tampoco, ni tu ni yo sabemos la solución, además no está de nuestra mano aplicar ninguna receta propia. No tenemos medios ni una pequeña cuota de poder para que nuestras opiniones, la de cada uno, nos libre de esta crisis bio-psico-social.

Pero hay algo que sí sabemos con certeza, independientemente de dónde vino este virus, de cómo se propaga o si realmente existe cómo nos lo están vendiendo. El alboroto, el miedo, el pánico y el pandemonio que rodean a este brote, repito: bio-psico-social, va a ser mucho peor de lo que podría ser la enfermedad física en sí. Porque, como algunos hemos estado gritando durante décadas, es la tapadera perfecta, la excusa perfecta para un montón de temas de la agenda de la lista de control de los globalistas. Y cuanto más entre en pánico la población, cuanto más nos enfrentemos en debates interminables entre nosotros (los antiglobalistas de toda la vida) más caeremos en un juego que no hemos empezado nosotros.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *