El Tribunal Europeo avala las devoluciones en caliente de inmigrantes

Estrasburgo ha dado un giro de 180 grados a su postura sobre las devoluciones en caliente que debería tener importantes consecuencias para la legislación española y europea en materia de inmigración.

El fallo inapelable y por unanimidad de la gran sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) considera, al contrario que una primera sentencia de los jueces de Estrasburgo, que al realizar la devolución sumaria de dos inmigrantes subsaharianos que saltaron la valla de Melilla en 2014, España no violó la prohibición de realizar expulsiones colectivas de la Convención Europea de Derechos Humanos ni tampoco el artículo 13 sobre el derecho a un recurso efectivo.

“El tribunal consideró que los demandantes se pusieron ellos mismos, de hecho, en una situación ilegal cuando intentaron de forma deliberada entrar en territorio español el 13 de agosto de 2014 de una forma no autorizada al escalar las vallas que rodean el enclave español de Melilla en la costa norteafricana”.

“En el caso N.D. y N.T. contra España, hay que comprender bien que los demandantes entraron por la fuerza a territorio español y utilizando un efecto de masas. No usaron las vías legales, regulares, que existen para demandar asilo en España. Ese es el motivo por el que, teniendo en cuenta esos elementos, el tribunal consideró que no hubo una violación de la Convención de Derechos Humanos y, más precisamente, de un protocolo de la Convención que prohíbe las expulsiones colectivas”, explicó el presidente del TDEH, el juez griego Linos-Alexandre Sicilianos.

Leónidas Tur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *