Irene Montero demandada por su escolta por explotación laboral

Una ex escolta de Irene Montero, contratada por Unidas Podemos, ha demandado a la dirigente tras haber sufrido un trato laboral «discriminatorio». La trabajadora asegura que la ‘número dos’ de la formación morada le obligaba a hacer de «recadera» para ella y sus hijos fuera del horario laboral. Además, la empleada también tenía que ejercer de mecánica o chófer de la familia.

Montero le pedía a su escolta tareas personales que nada tenían que ver con su papel de escolta como adquirir «productos de parafarmacia y droguería para bebés», productos de supermercados o incluso llevarle la cena a su chalet en Galapagar. No es lo único: la empleada tampoco se libró de hacer de «chófer de familiares invitados al domicilio o de transporte de envíos de familiares», así como de otras «tareas de gestión de obras en una de sus propiedades» y el «mantenimiento de vehículos» privados.

Enrique de la Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *