A juicio el asesino antifascista Rodrigo Lanza

Un jurado popular juzga a partir de hoy lunes en la Audiencia de Zaragoza a Rodrigo Lanza como presunto responsable del asesinato por odio de un hombre de 54 años porque llevaba unos tirantes con los colores de la bandera española.

El conocido como “crimen de los tirantes” ocurrió la madrugada del 8 de diciembre de 2017 en el bar Tocadiscos del barrio de La Magdalena de Zaragoza, en donde coincidieron Victor Laínez y el antifascista Rodrigo Lanza.

Lanza se le acercó y le llamó «facha y fascista» y le dijo que ese era “un barrio antifascista, que no querían nazis allí y que no era bienvenido».

Laínez fue ingresado en un centro hospitalario, en donde murió días después, el 12 de diciembre.

Lanza se le acercó y le llamó «facha y fascista» y le dijo que ese era un barrio antifascista, que no querían nazis allí y que no era bienvenido».

Momentos después, según el escrito de la Fiscalía, Lanza «golpeó fuertemente en la cabeza a Víctor Laínez, por lo que este cayó al suelo inconsciente». «Una vez en el suelo, le dio una patada en la cara, se colocó encima y siguió propinándole puñetazos en la cabeza, tras lo cual salió del local y se marchó».

Laínez fue ingresado en un centro hospitalario, en donde murió días después, el 12 de diciembre.

Lanza ya había sido condenado en 2008 a cinco años de cárcel por haber dejado tetrapléjico a un guardia urbano en Barcelona durante un desalojo de una casa “okupada, pero solo pasó dos años en prisión y otros dos en libertad condicional.

En declaraciones a la prensa este mismo lunes, minutos antes de comenzar la vista, el hermano de la víctima, Javier Laínez, ha dicho que su hermano no llevaba un cuchillo como afirma el acusado y que «ojalá lo hubiera llevado porque así le hubiera metido él 70 puñaladas y podría ir a verlo a la cárcel y no al cementerio», como va ahora.

Enrique de la Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *