Descubierta fosa de 46 “republicanos” fusilados por “los suyos”

Hallada una tumba colectiva en el municipio turolense de Rubielos de Mora. Allí yacen 46 soldados “republicanos” de la 84 Brigada Mixta que fueron fusilados por sus superiores por negarse a volver al frente después de 30 días combatiendo cuerpo a cuerpo en las calles de Teruel. “La mayoría de ellos eran valencianos», apunta el historiador Pedro Corral, son “los perdedores de los perdedores de la Guerra Civil».

Estaban exhaustos después de 30 días en primera línea, «soportando temperaturas de 20 grados bajo cero con alpargatas, combatiendo casa por casa en las calles de Teruel», añade Corral.

“El 8 de enero de 1938, el mando republicano promete un merecido permiso a los «héroes de Teruel». Un descanso que llega el 16 de enero, con la orden de desplazarse a un convento de Rubielos de Mora. Tras una marcha de 56 kilómetros a pie, la Brigada llega el día 17 a Rubielos, donde apenas 48 horas después recibe la contraorden de volver al frente.

Unos 600 hombres del primer y segundo batallón, el «Azaña» y el «Largo Caballero», se sublevan contra la injusta anulación del permiso. Corral, que narra estos hechos olvidados en el libro «Si me quieres escribir. Gloria y castigo de la 84º Brigada Mixta», relata que tras engañar a los amotinados con la promesa de que quienes entregasen las armas serían enviados a casa, son detenidos 130 soldados.

El teniente coronel Andrés Nieto, un miliciano que había sido alcalde socialista de Mérida, idea un castigo ejemplar al ordenar que «60 detenidos, uno por cada 10 de los amotinados, fueran fusilados, pero 14 lograron escapar», añade Corral. Finalmente, el 20 de enero de 1938, fueron ejecutados 46 militares -tres sargentos, 12 cabos y 31 soldados-sin ningún juicio previo.

Enrique de la Fuente

2 comentarios en “Descubierta fosa de 46 “republicanos” fusilados por “los suyos”

  • el 30 octubre, 2019 a las 9:38 pm
    Permalink

    Ya fue publicado por Juan E. Pflüger el 26-06 del año 2011.
    No obstante no está mal que se les recuerde a los olvidadizos sectarios de memoria histérica, así como los 36 que en el 2008 se exhumaron de una fosa común promovido por la asociación» Pozos de Caudé», y que después de confirmar que no eran las personas que buscaban los abandonaron en cajas de cartón en la localidad de Singra.

    Respuesta
  • el 4 noviembre, 2019 a las 9:04 pm
    Permalink

    Fosas como esta tiene que haber bastantes más, ya que los crímenes en la retaguardia del ejército republicano fue algo habitual, pero claro estos hipócritas de la «Desmemoria histórica» no hablarán, al igual que el secuestro, tortura y asesinado del que fuera dirigente del POUM, Andreu Nin, entregado a las checas soviéticas por parte de los frente populistas para que lo torturaran y lo asesinaran.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *