Todo por la pasta

Los funcionarios de Hacienda, obedeciendo la legislación fiscal vigente y las directrices del Ministerio, recaudan dinero de los ciudadanos, no con justicia sino con legalidad, incautándose en muchas ocasiones de forma desproporcionada del resultado de los esfuerzos laborales o de las pertenencias familiares de los ciudadanos, sin tener ningún problema en desahuciar a los españoles y dejando en otras ocasiones que sinvergüenzas defraudadores se vayan sin participar en las cargas fiscales de otros individuos.

Y el dinero que recaudan los inspectores va a la construcción de carreteras o el mantenimiento de la Seguridad Social, pero también en subvencionar organizaciones homosexualistas y abortistas, en financiar los partidos políticos, subvencionar la inmigración ilegal musulmana, las autonomías disgregadoras,…

Los funcionarios de la Guardía Civil, obedecen la legislación vigente y las directrices de los Ministerios de Interior y Defensa.

Y esas órdenes sirven para perseguir a la delincuencia y socorrer accidentados, y dejar sin perseguir a otros criminales, como a muchos terroristas y enemigos de la nación. Y además la Guardía Civil también es el instrumento para perseguir a los enemigos del Gobierno y hacer cumplir sus leyes inicuas e ilegítimas y sus directrices sectarias y tiránicas, aunque tengan sobre los ciudadanos resultados fatales.

Y acabamos de ver como la Guardía Civil reprime a los católicos que quieren ir a Misa (en el Valle de los Caídos) con la misma obediencia con la que los funcionarios de Hacienda saquean el patrimonio familiar con el Impuesto de Sucesiones.

Pero nadie aplaude con fanatismo irracional, creyéndose patriota al cuerpo de inspectores de Hacienda ni nadie dice que son unos valientes ni representan a la patria.

El mismo ridículo civil que haría una persona gritando
¡Viva la Inspección de Hacienda!, hace ahora, en este momento histórico alquien que grite:
¡Viva la Guardia Civil!

M. Morillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *