Editoriales denuncian “mecanismos bastardos” de las CCAA para modificar los libros escolares

La Asociación Nacional de Libros de Enseñanza (Anele) ha denunciado los «mecanismos bastardos» que usan las comunidades autónomas (CCAA) para que los libros de texto «digan lo que ellos quieren y no lo que la ciencia dice», así como una normativa «desaforada» que obliga a poner en el mercado 51.528 títulos diferentes.

También desde la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) se ha criticado «el nulo respeto a la libertad de cátedra» que ejercen los consejeros de «todas las autonomías» para lograr sus propósitos y conseguir que de los libros de texto «desaparezcan los ríos, como en el caso de Canarias», para que el conde de Barcelona Wilfredo el Velloso sea «Wilfredo el Piloso pero no se hable de los Reyes Católicos» (Cataluña) o se cite a la corona catalano-aragonesa, que «no figura en ningún texto de la Edad Media porque no existe».

Además, ha criticado que la comunidad valenciana pretendiera en su día sancionar a un director de la RAE (Fernando Lázaro Carreter) por decir en un libro de lengua que el valenciano era un dialecto del catalán.

Desde ambas asociaciones han asegurado que la falta de un pacto educativo «acrecienta la brecha de desigualdad de los alumnos entre comunidades».

Enrique de la Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *