La última palabra de los líderes separatistas en el juicio del 1-O

Tras 52 sesiones de juicio por el proceso independentista catalán, los 12 acusados han vuelto a tomar la palabra en el Tribunal Supremo. Esta vez no ha sido para responder a preguntas de las acusaciones y de sus abogados defensores, sino para ejercer su derecho a pronunciar su última palabra y convencer a los magistrados para conseguir una sentencia absolutoria.

El principal acusado en el juicio del 1-O, Oriol Junqueras, ex vicepresidente de la Generalitat, ha aprovechado su turno de última palabra para pedir que el conflicto independentista salga de lo judicial y vuelva a los político. «Creo sinceramente que lo mejor para todos, para Cataluña para España, para Europa, para todos, sería devolver la cuestión al terreno de la política”.

El ex conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, ha aprovechado para advertir al tribunal de que «en este banquillo no están sentadas sólo 12 personas, sino más de dos millones…”

El ex conseller de Interior, Joaquim Forn, ha comenzado su turno de palabra diciéndole a los magistrados que «si hoy estamos ante este tribunal es por un fracaso de la política».

El ex conseller de Presidencia, Jordi Turull, ha iniciado su última palabra criticando los argumentos de las acusaciones. «Se ha confundido crítica con ataque», ha dicho, para después denunciar que «a los independentistas» se les aplican «reglas del juego distintas a los mortales, a costa de lo que sea».

El ex conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, ha dicho que goza de «una tranquilidad absoluta de conciencia», reprochando después al tribunal su desconocimiento de si este proceso «es un juicio sobre ideas o un juicio sobre hechos». «Estoy procesado por rebelión porque no he renunciado a mi actividad política».

El ex presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, ha empezado citando al filósofo Sócrates. «Mejor sufrir una injusticia que cometerla», ha dicho, para seguir asegurando que «no hay ni ideas ni principios que deban ser silenciados por miedo a un poder». «La no violencia no es pasividad, no es quedarse escondido a un estado represivo», ha defendido, «la no violencia es asumir las consecuencias aunque causen dolor».

La ex presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell, ha reprochado al tribunal que ella esté siendo juzgada en el Supremo por rebelión y que el resto de los miembros de la mesa del Parlamento vayan a ser juzgados en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por desobediencia. «Resulta incomprensible», ha dicho.

La ex consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Dolors Bassa, ha arrancado su breve intervención señalando al tribunal que es «republicana, feminista, independentista y demócrata» y que es «inocente».

El presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, no ha dudado en decir al tribunal, nada más hacer derecho a su turno de palabra, que no se arrepiente de los hechos y que lo volvería a hacer. «No hay ningún tipo de arrepentimiento, porque todo lo que hice lo volvería a hacer», ha dicho.

El ex conseller de Empresa y Conocimiento, Santiago Vila, ha declarado: «Dimití frustrado porque constaté que el presidente no estaba en condiciones», ha afirmado, lamentándose de haber llegado «a este punto» y preguntándose «cómo vamos a poder enderezarlo». Vila ha asegurado que «estuvo a punto de ser posible» un acuerdo entre el Gobierno central y la Generalitat «para evitar el colapso de la crisis institucional» de octubre de 2017. «Lo intentamos hasta el último día, hasta el último minuto», ha señalado, responsabilizando a Puigdemont de no alcanzarlo.

La ex consellera de Gobernación, Meritxel Borràs, ha comenzado su intervención reivindicando que «Cataluña es una realidad histórica y lingüística. Cataluña es un Estado, una nación».

El ex conseller de Justicia, Carles Mundó, ha sido el más breve de los 12 acusados. Mundó ha reconocido que participa «de la idea de que este juicio es un fracaso de la política».

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *