Pfizer acusada de ocultar un fármaco que previene el alzheimer porque era caro

La farmacéutica Pfizer, según desvela el Washington Post, ocultó la información que guardaba sobre Enbrel, un antinflamatorio contra la artrosis que al parecer es capaz de reducir en un 64% el riesgo de padecer Alzhéimer.

Gracias a un análisis clínico descubrieron que el medicamento podía «prevenir potencialmente de forma segura, tratar y retrasar la progresión del Alzhéimer», según una presentación del comité interno a inicios de 2018.

Continuar investigando sobre su relación con el Alzhéimer suponía un ensayo clínico de 80 millones de dólares, además de tener un largo debate entre lo económico y lo ético. Por ello decidieron no sólo no continuar investigando si no que optaron por no publicar los resultados.

A finales de enero de 2018 la empresa decidió cerrar la unidad de neurología y con ello el estudio del Alzhéimer. A su vez finalizó la patente de 20 años de Enbrel. En la actualidad está totalmente expuesta a la competencia de genéricos.

“Es frustrante que pueda haber sido una oportunidad perdida», sentencia Robert I.Fiel para el Post, un profesor de derecho y administración sanitaria de la universidad de Drexel. Y es que en 2016, un estudio de Darthmouth y Harvard realizado a 127.000 personas demostraba que Enbrel «podría tener beneficios en estaciones tempranas» de la enfermedad siendo «una promesa como tratamiento en potencia».

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *