España se niega a entregar al opositor venezolano “huésped” en la embajada

Leopoldo López se ha convertido en un «huésped» incómodo para España, desde que el pasado martes acudiera con su esposa y su hija a la embajada de nuestro país en Caracas en búsqueda de protección tras ser liberado de su arresto domiciliario. «Huesped» ha sido el término empleado tanto por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, como por Juan Guaidó, como por el propio López.

La negativa de España de entregar al opositor venezolano tras la orden de detención del gobierno de Nicolás Maduro le deja a Leopoldo López pocas opciones para evitar volver a la prisión de Ramo Verde, donde ya cumplió condena en 2014.

López para poder hacer la solicitud de asilo político, tendría que estar en España o en un tercer país y, entonces sí, iniciar los trámites.

El dirigente opositor venezolano está ‘protegido’ de la acción de la Justicia de Venezuela en la medida en que se encuentra cobijado en la residencia del embajador español en Caracas, que es inviolable según la Convención de Viena, pero no dispone de ningún estatus personal de asilado o refugiado, ni lo necesita para permanecer allí como huésped.

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *