El campo valenciano protesta contra la Unión Europea

Destrozado por la incompetencia e inacción de los vendidos y apátridas políticos españoles. Así está el sector citrícola valenciano, que en tromba ha vuelto a salir a las calles de Valencia para protestar por la crisis de pérdidas económicas y de exterminio de la naranja valenciana a causa de la competencia desleal de países como Sudáfrica, Egipto o Turquía.

Se trata de países extraeuropeos, pero con los que la Unión Europea mantiene vergonzosos ‘Acuerdos Preferenciales Comerciales’ que han inundado de naranjas foráneas nuestros mercados; producidas bajo tratamientos químicos y uso de plaguicidas prohibidos por la propia Unión Europea y a costes con los cuales el agricultor valenciano de la naranja, mayormente pequeño y mediano, no puede competir al estar sometido a la fijación de precios impuesta por grandes almacenes y distribuidores.

Los europarlamentarios españoles del PP, UPyD y la cómplice y favorecedora abstención del PSOE, avalaron los infames Acuerdos Preferenciales con Sudáfrica que hoy han arrojado al sumidero a familias enteras de la región valenciana que cargan con unas pérdidas cifradas en más de 200 millones de euros y el fin inminente del señero cultivo del Levante español, la naranja.

El gobierno de Pedro Sánchez y su ridículo ministro de Agricultura, con su falsa faz obrerista, no han movido un dedo para denunciar las maldades de un mercado libre y exento de aranceles que devora a los estratos productivos primarios de una España cuya desgraciada incorporación al “mercado común europeo” sigue escribiendo nuevas páginas de pobreza y erradicación de nuestros potenciales y riquezas.

Colectivos patriotas valencianos del ámbito cívico y cultural, opuestos a los procesos disolventes de la Globalización y a la Unión Europea burócrata y tecnócrata, han salido a la calle para defender el agro valenciano de las injustas garras usureras y especulativas que han amordazado España con la vergonzosa complicidad de toda la clase política española.

J. M. Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *