Tres menores argelinos detenidos en Valencia por un salvaje asesinato -INCLUYE VÍDEO-

“Vienen en condiciones infrahumanas”; “huyen de la miseria de su país”; “debemos protegerles por la mala vida que han llevado”…Semejantes retailas de buenismo farisaico son propaladas por quiénes con cobardía, ignorancia u odio a la raza blanca, quieren convertir España en el Babel del mestizaje en Europa.

He aquí lo “dignos de lástima y ayuda” que son los “menas”: tres menores argelinos son detenidos en Valencia por haber agredido, acuchillado y torturado a dos jóvenes, uno de los cuales murió. Sucedió en Lyon (Francia) el pasado 5 de marzo, fue grabado y propagado por las redes sociales, lo cual ha permitido la detención de los autores en Valencia cuando se intentaban colar en el Metro.

Al tratarse de tres “menas”, se hizo cargo de ellos la Fiscalía de menores, otorgándoles la tutela y el amparo que el gobierno valenciano brinda a estos jóvenes que, según la Consejera de Igualdad Mónica Oltra, “huyen de la miseria y deben encontrar en Valencia la tierra solidaria”.

Los policías se percataron de que los chicos tenían las botas ensangrentadas, así como cortes recientes en las manos, de ahí que se activaran todas las alertas para determinar cuál era el origen de dichas lesiones. Los menores se negaron a que la policía les tomara muestras de ADN, otro indicador más de que trataban de ocultar algún delito mucho más grave.

Un centro de recepción de menores de Murcia dio cuenta de que uno de los “menas” detenidos en Valencia y autor del crimen de Lyon, se había fugado del centro en diciembre pasado.

La policía tuvo conocimiento del citado vídeo, enviado desde Francia a través de la red social Facebook a un antiguo compañero de centro de uno de los arrestados. En el vídeo aparecen los tres arrestados golpeando y acuchillando a dos jóvenes en un piso con el suelo teñido con la sangre de sus víctimas.

Uno de los jóvenes retenidos está maniatado con una correa de perro y recibe varias cuchilladas en la cabeza, llegando a perder uno de sus agresores el cuchillo en una de las arremetidas. Asimismo, el otro permanece tendido en el suelo, prácticamente inmóvil tras haber perdido mucha sangre. Pese a estar totalmente indefenso uno de los ahora detenidos le realiza un nuevo corte en la cara, le propina una patada en la cabeza y otra en el estómago.

Los informativos de los grandes medios impondrán el silencio sobre esta noticia escabrosa, crearán el sesgo destinado a aminorar la crudeza del suceso o simplemente omitirán el origen racial y nacional de los delincuentes con la excusa de “no sembrar el racismo”. Su obsesión por cercenar la libertad informativa y la verdad sobre la delincuencia de la inmigración tiene la finalidad de que el pueblo no despierte de una vez del sueño del angelicalismo estúpido, y que, en la obnubilación de la solidaridad suicida no vea a los “menas” cómo los han visto los vecinos de Canet de Mar o Castelldefels que no han tenido otro remedio que tomarse la justicia por su mano para combatir esta bomba de relojería de delincuentes y agresores.

Los “menas” son delincuentes potenciales en la mayoría de casos, exportados a España desde el Magreb para eludir la responsabilidad que sobre ellos tienen sus gobiernos nacionales, y previo pago a las mafias caciquiles de Marruecos, hacerlos entrar a España para beneficiarse en corto plazo de ayudas sociales, sanidad universal y reagrupación familiar sufragadas por todos los españoles.

*Incluye vídeo con imágenes violentas



J.M. Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *