La Guardia Civil detiene a las Pussy Riot por borrachas y liantas

Esta vez no ha sido Putin, sino la Benemérita.

Después del último concierto, y tras embarcar en Barcelona en el vuelo con el que tenían que abandonar nuestro país, Maria Aliójina (Pussy Riot) y los músicos-‘performers’ que la acompañan en la adaptación escénica de su libro autobiográfico han protagonizado un incidente durante el vuelo debido a que se encontraban «alcoholizadas», según han confirmado fuentes de la promotora que las ha traído.  

Una vez que el avión emprendió el camino de la pista de despegue, se produjo un «malentendido», según la promotora, en el que el alcohol y los problemas «de lenguaje» influyeron con que la tensión fuese en aumento, hasta el punto de que el comandante de la aeronave decidió regresar al aeropuerto. Allí les esperaban efectivos de la Guardia Civil, quienes han detenido a Aliójina y a su equipo. 

Luz Marrero 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *