Unanimidad parlamentaria por un nuevo agravio discriminatorio contra el hombre

Todos los grupos parlamentarios del Congreso, a propuesta de Ciudadanos, han acordado por unanimidad establecer una reserva mínima del 2% del empleo público para las mujeres víctimas de violencia de género. Esta medida se añadirá al proyecto de ley de medidas urgentes para el desarrollo del Pacto de Estado contra la “violencia de género,”, que se está tramitando y que establecerá, entre otras cosas, la necesidad de reformas penales para que todo lo que no sea sexo “consentido” (por la mujer) se eleve a la categoría de “agresión sexual” mediando el mero testimonio denunciante de la mujer.

En referencia al porcentaje de “reserva mínima” de empleo público, han declarado desde Ciudadanos que “Este porcentaje queda así fijado sin perjuicio de que, posteriormente, los convenios colectivos que firmen las diversas administraciones pueden establecer un porcentaje superior”.
De este modo, y en pro del ideario feminista, se pulverizan groseramente los principios de “mérito y capacidad” que en el derecho constitucional y administrativo rigen el acceso a la función pública, y se instaura un nuevo agravio discriminatorio contra el hombre, pero también contra la mujer a la cual se le brinda una “cota” o “reserva” como si de un ser inferior al hombre se tratase. Es la trampa cínica y demagógica de todo el consenso demócrata bienpensante.

¡Cómo cambia la vida…o el rédito oportunista! Recordemos que hace 3 años, el hoy diputado de Ciudadanos Toni Cantó, criticaba la falsedad de la mayoría de denuncias de violencia de género alegando el abuso de este recurso en procesos de separación y divorcio así como la no persecución de la Fiscalía de las denuncias falsas que quedaban en meros sobreseimientos lo cual suponía que las estadísticas sobre denuncias falsas resultasen “falseadas”.

J. M. Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *