Julen murió de un traumatismo craneoencefálico severo en medio de otras incógnitas

Mientras los expertos en Geología y Minas no dan una explicación exacta al tapón de tierra encontrado sobre el cuerpo sin vida del pequeño Julen, la autopsia preliminar da como causa de la muerte un traumatismo craneoencefálico severo.

La autopsia determina que el pequeño se precipitó de pie en el pozo y que sus brazos estaban hacia arriba, según han indicado fuentes cercanas a la investigación. Asimismo, la muerte se habría producido muy poco después de la caída en el pozo el 13 de enero, que fue cuando se activó la alerta para el rescate del niño.

El tapón de tierra que impidió llegar hasta el pequeño Julen es el gran enigma de la investigación. En un primer momento, el equipo de rescate intentó succionarlo, pero era difícil, ya que la tierra estaba húmeda y el material era muy compacto. Aunque se logró rebajar entre 30 y 60 centímetros, no lograron dar con el menor.

“Al caer, posiblemente ha arrastrado tierra y después también, más tierra que lo ha podido cubrir. Per no sabemos por qué hay tanto tapón», ha manifestado el presidente del Consorcio de Bomberos de Málaga.

“Sabemos, por parte de los investigadores, que la posición del cuerpo determina que la caída libre llegó hasta unos 71 metros, y se topó con un suelo de tierra. Por tanto, el pozo, a partir de esa cota, estaba relleno de tierra, y por encima también había», ha descrito el delegado de Gobierno en Andalucía en rueda de prensa.

Esta información confirma que el pozo bajo Julen estaba cegado, si bien la incógnita ahora es saber de dónde salió el material para taparlo desde esos 71 metros hasta los 110 que el operario que lo perforó dijo que tenía.

Enrique de la Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *