Nuevo retraso en la operación de rescate en el pozo de Totalán

Cuando ya parecía que las labores de perforación del túnel vertical habían concluido, un nuevo contratiempo hizo que el pozo se tuviera que rellenar de arena fina y que las máquinas se vieran obligadas a tener que volver a perforar, esta vez para ensancharlo.

Tras anunciarse la finalización del túnel vertical (paralelo al que supuestamente sepulta a Julen) solo faltaba encamisarlo antes de que los mineros asturianos pudieran comenzar a trabajar.

Esta operación de entubado se preveía la más sencilla del operativo antes del descenso de los especialistas de Hunosa. Pero una desviación del terreno durante la perforación del túnel vertical provocó que, cuando se estaban introduciendo los tubos, estos se quedasen atascados y no pudiesen superar los 40 metros de profundidad, muy lejos de los 60 metros que se debían encamisar.

Hoy nadie se atreve a dar un nuevo plazo, mientras continúan las pesquisas policiales y judiciales en torno a las circunstancias en las que se produjo el suceso de la desaparición del pequeño Julen que hoy cumple 11 días en paradero desconocido.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *