Las redes sociales especulan con otras posibilidades de encontrar al pequeño Julen

Este domingo se cumple una semana sin Julen Roselló. El pasado domingo, el pequeño de 2 años supuestamente cayó por un angosto pozo de 110 metros de profundidad y 23 centímetros de diámetro en Totalán, en la comarca malagueña de la Axarquía.

Desde ayer sábado, una tuneladora trabaja sin descanso para cavar un túnel vertical que permita luego excavar uno horizontal y llegar hasta donde se cree que está el menor.

En las redes sociales, cada vez más usuarios especulan sobre la posibilidad de que el niño no se encuentre allí y se esté perdiendo un tiempo que debiera emplearse en abrir alguna otra vía de investigación de los hechos diferente a la que la totalidad de los medios de comunicación nos llevan mostrando durante una semana.

Tras superar una veta de cuarzo este sábado por la noche que ralentizó los trabajos, a las 7.00 horas de la mañana de este domingo ya se había superado la mitad de lo previsto: 33 metros sobre los 60 que se pretenden excavar. Una vez completado este túnel vertical, será cuando entren en acción los mineros asturianos que deben crear una galería horizontal que sea la que finalmente dé con el lugar donde supuestamente debiera estar Julen. Los mineros descienden en una jaula y una vez abajo, su tarea consiste en avanzar unos cuatro metros, provistos de martillos neumáticos. Conforme avanzan, tienen que apuntalar el túnel con maderos. Al no poder usar explosivos -aunque se habla de la posibilidad que algún trabajo se les encargue a los Tedax que esta mañana se han desplazado a la zona- el trabajo es lento: entre 20 y 24 horas. Por lo tanto, el objetivo se debe cumplir en la madrugada del lunes.

Alex V.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *