Los calvinistas holandeses perseguidos por su oposición al lobby gay

La Fiscalía y el Gobierno holandés se han iniciado una feroz campaña contra la libertad religiosa en los Países Bajos. La causa es un manifiesto, firmado por más de 250 influyentes pastores y predicadores de la confesión calvinista, que califica como «pecado aceptar la inmundicia homosexual y la transexualidad».

“Los que se presentan conscientemente como homosexuales o transexuales, niegan las enseñanzas sagradas”, continuaba el texto. Varios dipùtados y docentes de la Facultad de Religión y Teología han firmado el manifiesto.

Carlos Díaz 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *