Salvini para los pies a Bergoglio

«La Iglesia y el Movimiento 5 Estrellas que hablen lo que quieran. En materia de inmigración soy yo el que decide. Para quienes no respetan las leyes los puertos italianos están cerrados y así seguirán». Así frenaba el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, las presiones pontificias que instan al Gobierno del país transalpino a acoger a medio centenar de ilegales que, a bordo de barcos de oenegés inmigracionistas, esperan puerto.

El día 6, tras el rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro, el Papa Francisco volvía a inmiscuirse, con su marcada postura favorable a la inmigración masiva, en la política italiana.

Francisco Alonso

Un comentario sobre “Salvini para los pies a Bergoglio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *