Cisma en la Iglesia ortodoxa

El conflicto en el este de Ucrania y Crimea se ha cobrado una nueva víctima. En esta ocasión se llevaba por delante la unidad eclesiástica entre Moscú y Kiev.

Ayer, ante el patriarca ecuménico de Constantinopla, la Iglesia de Ucrania se separaba del patriarcado de Moscú, al que estaba unido desde 1686. Además del patriarca Bartolomé I, el acto, celebrado en Estambul, contó con la presencia del presidente de Ucrania, Petró Poroshenko.

Ángel Aguado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *