El violador de Aluche no es español, sino argelino

Español se nace y no, como consecuencia de la concesión de un DNI, se hace. Comenzaban la semana con el alma rota los boceras de la dictadura biempensante por la grabación de una señora, en el contexto de una discusión acalorada con un extranjero, en la que decía que «para ser español tienes que nacer de padre y madre española». De terrorífico «ataque racista» se calificaba dicha aseveración. Sin embargo, esta mujer lleva más razón que un santo.

Finalmente, se ha descubierto el pastel. El individuo que violó, el pasado día 9, a una joven estadounidense en el madrileño barrio de Aluche es de origen argelino. Es decir, un inmigrante argelino al que se le ha regalado un DNI y nuestra nacionalidad. Tiempo les faltó a la gran mayoría de los medios en repetir machaconamente que el agresor era «español».

Ahora, por el contrario, callan. No dicen que el violador de Andrea Sicignano bien pudo entrar en España como alguno de los centenares de inmigrantes que lo han hecho en el «Open Arms» o de los que llegan, día tras día, en patera.

Miguel Sardinero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *