El papa Francisco defiende la inmigración en su discurso navideño

En su discurso de Navidad el papa Francisco ha vuelto a hacer su clásico recital buenista y suicida para Europa. Calificando a la inmigración como «fuente de riqueza», el papa alertó sobre el riesgo del creciente “movimiento populista” que responde a la inmigración masiva proveniente del norte de África y Medio Oriente.

El Papa validó y blanqueó la invasión masiva que sufre Europa diciendo: “Nuestras diferencias no son un detrimento o un peligro, son una fuente de riqueza. Como cuando un artista está a punto de hacer un mosaico: es mejor tener mosaicos de muchos colores disponibles, en lugar de unos pocos».

Del materialismo el papa Francisco afirmó : «Una codicia insaciable marca toda la historia humana, incluso hoy en día, cuando, paradójicamente, algunos cenan exuberantemente mientras que demasiados se quedan sin el pan diario necesario para sobrevivir , entendemos que el alimento de la vida no es la riqueza material sino el amor, no la gula, sino la caridad, no la ostentación, sino la simplicidad”. Por supuesto, nada dijo contra las oligarquías financieras judías y sus Estados títeres, principales promotores de esa “codicia”.

J. M. Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *