Las preocupaciones de Felipe VI: feminismo y cambio climático

Podredumbre, mezquindad y vileza. Así podría calificarse el bodrio de discurso de Nochebuena de Felipe VI.

Ahora, todos los medios informativos y los partidos políticos arriman el ascua a su sardina e interpretan que el rey “ha sido muy reaccionario y españolista” (eso dicen los independentistas); “que ha defendido la unidad y legalidad del Estado” (eso dice el PP) o que ha sido muy “progresista e integrador” (eso dice el PSOE). Así entretienen al rebaño.

Lo cierto es que el discurso ha sido vacuo y ha apestado a corrección política. Parecía imposible superar los estériles y anodinos discursos navideños de su padre, pero lo ha hecho. La constante referencia bobalicona a la ejemplar “Transición”, al diálogo “entre todos” y a la Constitución “de la concordia”, se han entremezclado con su reivindicación de la lucha contra el “cambio climático” o contra la lacra de la violencia de “género” contra la mujer. Como si del decálogo ideológico marxista cultural de Zapatero se tratara, el discurso del rey ha sido una despreciable propaganda “progre” donde la defensa a la unidad española ante la agresión separatista o la exposición de las lacras que contaminan España como la inmigración ilegal no se han visto por ninguna parte.

Otra prueba más de que la institución regia borbónica está carcomida por su inutilidad y deslegitimada históricamente por fundarse en el perjurio. Esta realeza, inmoral medular, corona un sistema corrupto de partidos y Estado y está informada por la asquerosa ideología global- mundialista.

J.M. Pérez

2 comentarios sobre “Las preocupaciones de Felipe VI: feminismo y cambio climático

  • el 26 diciembre, 2018 a las 3:04 pm
    Permalink

    A mí me gustó el Mensaje, pese al peaje que paga el propio texto al gobierno de turno, por dos razones: Primero, por la defensa de la convivencia y del cumplimiento de la ley. A buen entendedor pocas palabras bastan. Segundo, porque la voz y expresiones del rey sonaban sinceras y sentidas. Nada que ver con los mensajes de su padre.
    Si obviamos las tonterías que tiene que decir para satisfacer al des-gobierno y sus cómplices, nos queda una llamada a no rendirnos y a luchar, nec odio nec timore, por salvar a nuestro país.

    Respuesta
  • el 1 abril, 2019 a las 10:36 am
    Permalink

    El cortijo de la familia Borbón por la senda del feminismo.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *