El «brexit» blando de May aboca a Reino Unido al caos

La tibieza con la que la primera ministra británica, Theresa May, ha negociado la salida del Reino Unido de la UE está conduciendo al país a una situación de inestabilidad política sin precedentes. Más que a la retirada de un Estado de una organización internacional, parece que nos encontráramos ante una condena a cadena perpetua. Ni la voluntad democrática de los británicos, expresada en el referéndum del 23 de junio de 2016, parece que va a poder liberar a las islas. 


May, que ante la falta de apoyos parlamentarios no a sometido a votación el acuerdo con la UE, se enfrenta ahora a una moción de confianza presentada por su propio partido. Más de medio centenar de diputados «tories» han suscrito la propuesta de moción. Los conservadores reprochan a May la laxitud del pacto -sobre todo en lo referente a a frontera norirlandesa- y la falta de respeto al mandato democrático popular.


Ángel Aguado 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *