Salvini hunde el Aquarius

Las oenegés Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée anunciaban ayer el cese de su actividad a favor de la inmigración ilegal en el Mediterráneo central. “Renunciar al Aquarius ha sido una decisión extremadamente difícil de tomar”, afirmó, el cabecilla inmigracionista Frédéric Penard.

Tras este parón se encuentra la presión del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini. El líder de la «Lega» se daba ayer en Roma, en una concentración que reunió a cerca de 100.000 personas en apoyo de su acción de gobierno, un verdadero baño de masas.

Francisco Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *