Anciana muere en la sala de urgencias de un hospital catalán

Mientras corre a raudales el dinero público repartido por el presidente catalán Torra para abrir nuevas “embajadas” en el exterior, la Generalitat recorta los servicios públicos, entre ellos la sanidad, dejando muertos por el camino.

Recientemente se ha conocido la noticia de que una anciana de 84 años falleció en el Hospital de Palamós (Gerona) antes de ser atendida y tras más de 7 horas de espera.

Los responsables del centro no admiten negligencia ni error alguno. El director asistencial del hospital, Javier Pérez, ha considerado que la mujer habría muerto aunque hubiera sido atendida. La familia de la fallecida, que estudia denunciar al hospital, afirma que la difunta fue abandonada en la sala de espera “como un perro”.

El trágico suceso se produce días después de una huelga de médicos catalanes contra “la falta de medios” que fue acallada con la promesa del gobierno español de inyectar más dinero al Gobierno de Cataluña.

J.M. Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *