Los “chalecos amarillos” ganan la partida a los políticos

Ayer noche, el presidente Emmanuel Macron convocó en un gabinete de crisis a una decena de ministros directamente implicados en las protestas de los “chalecos amarillos”.

Su Ejecutivo había programado a partir del 1 de enero un incremento de las tasas sobre el combustible de 6,5 céntimos de euro por litro para el gasóleo y de 2,9 céntimos para la gasolina, lo que supuso el origen de las protestas en las calles de Francia.

Las protestas de los “chalecos amarillos”, que comenzaron el 17 de noviembre, se centraron en principio en denunciar una reducción en el gasto de los hogares generado por los impuestos de Macron sobre el diésel, que según él son necesarios para combatir el cambio climático y proteger el medio ambiente…Más tarde los “chalecos amarillos” aumentaron sus reivindicaciones contra la casta política en general, la Banca y otras élites sociales.

Desde entonces se han convertido en un levantamiento general cada vez más grande, muchos critican al presidente por seguir políticas que favorecen a las élites económicas y políticas mundialistas que atentan contra la soberanía del pueblo.

Así es que el Gobierno francés va a anunciar una moratoria de la entrada en vigor de los nuevos impuestos al carburante que iban a aplicarse desde el 1 de enero.

Pese a la aparente bajada de pantalones del presidente, no se descarta que las movilizaciones persistan.

Redacción
Ilustración: @javimarenas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *