El Parlamento español legaliza el espionaje digital

El Parlamento español legaliza el espionaje digital al ciudadano para beneficio de los partidos políticos y sus intereses electorales.

La democracia española ha tocado fondo en lo que a recorte de libertades e intromisión en la intimidad personal se refiere. El Parlamento ha aprobado la nueva Ley Organica de Protección de datos personales y “garantía de los derechos digitales” que supone que a partir de ahora, los partidos politicos podrán recopilar datos personales de los ciudadanos obtenidos en internet -sin autorización-, en lo que respecta a sus opiniones políticas, para la ejecución de sus campañas y actividades en periodo electoral. Es decir, están habilitados para crear un fichero de “perfiles ideológicos” de los ciudadanos con objeto de sus fines de propaganda electoral.

Los partidos tienen ya el censo electoral, datos, DNI, dirección… Y ahora van a poder acceder a nuestras redes sociales o número de teléfono. Y no hay que olvidar las relaciones de los partidos con los bancos y las empresas de mercadotecnia.
La creación de ficheros ideológicos estaba prohibida por el Reglamento General de Protección de Datos y la hasta ahora vigente Ley de 1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, que se acogían al hecho de que la Constitución ampara que la “ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos”. Pero aprovechando que la norma constitucional de 1978, aparte de hipócrita y nociva en muchas materias, es el papel mojado en otras tantas, sobre todo en las que a derechos ciudadanos se refiere, los partidos instauran su modelo “orwelliano” de control social aprobado “por la mayoría democrática” de las Cortes.

J.M. Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *