El feminismo arde: prohibido el uso de la vivienda familiar a los divorciados con hijos si entra a vivir una pareja nueva

El Tribunal Supremo acaba de establecer que el padre o la madre que vive con sus hijos en una vivienda familiar en régimen de gananciales y que lleva su nueva pareja a convivir con ellos de manera estable, pierde el derecho a disfrutar del uso de esa casa.


La resolución desestima el recurso de casación de la Fiscalía contra una sentencia de la Audiencia Provincial de Valladolid que había acordado la extinción del derecho de uso de la vivienda por considerar que la entrada de una tercera persona en el inmueble hacía perder a este su antigua naturaleza de vivienda familiar, al servir ahora en su uso a una familia distinta y diferente. 


En este caso, una pareja de Valladolid se divorció y la mujer se quedó con sus hijos en la vivienda familiar. Pasado un tiempo, entró a vivir su nueva pareja, por lo que su ex marido la demandó.


El Supremo afirma que el derecho a residir en la vivienda familiar se mantiene «en tanto que se conserve este carácter familiar». Cuando entra a vivir en el domicilio un extraño a los hijos, dicho carácter «ha desaparecido, no porque la madre e hijos hayan dejado de vivir en ella, sino por la entrada de un tercero, dejando de servir a los fines del matrimonio»


Luz Marrero 

Un comentario en “El feminismo arde: prohibido el uso de la vivienda familiar a los divorciados con hijos si entra a vivir una pareja nueva

  • el 23 noviembre, 2018 a las 8:19 pm
    Permalink

    A ver lo que tardan en gruñir contra los jueces.

    Respuesta

Responder a Andrés Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *