Judíos y musulmanes por la nacionalidad española

Siendo ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón, por el Partido Popular, fue el impulsor de una ley que concedía la nacionalidad española a todo judío que acreditase su descendencia respecto a aquellos que hace 500 años fueron expulsados de España por los Reyes Católicos. Recordemos que en 1492 los Reyes Católicos expulsaron a los judíos de sus reinos, por sus crímenes y por practicar la usura, y que su expulsión fue primordial para asentar y forjar la unidad nacional.

La aberración normativa de Gallardón, que regala a los judíos la nacionalidad española, abrió el camino para que también se nos echen los moros “a la chepa”.

Éstos también fueron sometidos y expulsados por los cristianos en la Edad Media, y las entidades musulmanas están ahora exigiendo “lo suyo”.
Ahmed Bensalh, político y sindicalista tunecino, escribió que la “decisión de conceder la nacionalidad española a los descendientes de los hebreos en España en los siglos XV y XVI, sin tener en cuenta a los moriscos, herederos de los musulmanes, es sin lugar a dudas, una segregación y discriminación flagrante, ya que ambas comunidades sufrieron por igual en España en ese momento. La decisión también podría ser considerada por la comunidad internacional como un acto histórico de absoluta inmoralidad e injusticia… Esta decisión es absolutamente vergonzosa y deshonrosa”.

Así es que en la actualidad diversas entidades musulmanas reclaman la ciudadanía española para decenas de millones de descendientes de los musulmanes que fueron expulsados de España.

Jamal Bin Ammar al- Ahmar, profesor universitario en la Universidad Ferhat Abbas de Argelia, quiere que el rey de España pida disculpas “en nombre de sus antepasados” y que asuma “la responsabilidad de las consecuencias” que esto implica, entre ellas lanzando “un decreto que permita a los inmigrantes regresar a sus hogares en Andalucía, y que les conceda plenos derechos de ciudadanía”.

Es evidente que con el otorgamiento de la ciudadanía a todos ellos, España, en poco tiempo, acabaría con la mayor población musulmana de toda Europa.

J.M. Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *