Motín en el centro de menores de Jaén por la llegada masiva de inmigrantes

Sobre las 00,30 horas de este jueves se recibió una primera llamada del centro de menores en la comisaría de Policía Nacional de Jaén pidiendo ayuda ya que había un grupo de ocho menores que tenían acorralado al vigilante de seguridad y a los monitores. Al parecer, este grupo de menores había esnifado pegamento y disolvente lo que les provocaba una actitud agresiva.

Hasta el lugar se desplazó una patrulla cuyos agentes hablaron con el cabecilla del grupo hasta que lograron calmar los ánimos. Pasadas las 2,00 horas se volvió a recibir otra llamada pidiendo nuevamente apoyo por lo que volvió a acercarse la patrulla. Una vez más, los ánimos se calmaron y la patrulla regresó a su servicio.

Sobre las 3,00 horas se volvió a recibir la tercera y última de las llamadas informando que el grupo tenían atemorizados en una habitación tanto al vigilante como a los monitores. Ante lo acuciante de la llamada, se han desplazado hasta lugar policías con material antidisturbio que son los que han logrado reducir al cabecilla del grupo que, armado con una navaja intentó agredir a los agentes.

Episodios de este tipo se están repitiendo en las últimas semanas. Hace dos, la mitad de los 44 menores que tenía la Junta acogidos en el centro de protección partió hacia alguna de las 400 nuevas plazas habilitadas por la Junta como respuesta a la llegada masiva de jóvenes inmigrantes a Andalucía desde las costas africanas.

Leónidas Tur

Un comentario sobre “Motín en el centro de menores de Jaén por la llegada masiva de inmigrantes

  • el 23 septiembre, 2018 a las 1:07 pm
    Permalink

    Ah, que es por el pegamento. No si no pasa nada. Si la Policía es como su segunda madre. Si no fuera por ella, estarían perdidos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *